La ola de calor provoca 360 muertes en España en los últimos seis días

La ola de calor provocó en la última semana un total de 360 muertes en España, 123 de ellas este viernes, según informó el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad.
España ola de calor

El organismo contabilizó 360 muertes atribuibles a las altas temperaturas registradas en los seis primeros días de la ola de calor que afecta a España, es decir entre el 10 y el 15 de julio.

El último dato que recoge la estadística de Monitorización de la mortalidad diaria por exceso de temperatura es el referido al viernes 15 de julio, que es el pico máximo, con 123 decesos en un día, indicó la agencia Europa Press.

A nivel detallado, el primer día de la ola de calor, el pasado domingo día 10, se produjeron, según las cifras del ISCIII, 15 muertes atribuibles a la temperatura y desde entonces, se produjo una escalada continua, ya que al siguiente día, el lunes 11 se registraron 28 fallecimientos por exceso de temperatura.

Este dato aumentó hasta los 41 casos del martes 12 de julio y hasta los 60 fallecidos el miércoles 13.

El siguiente día, el 14 de julio ha sido, junto al viernes, de los peores días de la ola de calor, ya que en algunos municipios se registraron valores cercanos a los 44 o 45ºC, como en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir; los 42ºC en el valle del Miño y los 41ºC en el valle del Ebro y en la zona centro.

Este sábado el aviso por riesgo extremo está activado en zonas de Zaragoza, Cantabria, Badajoz, Navarra y La Rioja, en tanto que los avisos de nivel naranja por altas temperaturas continuarán predominando en el territorio peninsular.

Mañana no habrá zonas con aviso rojo pero la ola de calor continuará afectando a casi toda la Península y Baleares.

En tanto, una parte de Europa Occidental se encontraba hoy sofocada por la ola de calor que ya causó devastadores incendios y amenaza con provocar temperaturas récord hoy, mañana y en el inicio de la próxima semana, según precisaron fuentes oficiales y meteorológicas de los diferentes países.

Los incendios fueron especialmente preocupantes en España, donde una importante autopista que une Madrid con la frontera de Portugal se mantuvo cortada hoy por más de 12 horas debido al fuego que ardía en la región de Extremadura (suroeste).

Luego de una noche complicada, los centenares de bomberos y medios terrestres y aéreos lograron "estabilizar" ese incendio en Extremadura, que amenazaba al parque nacional de Monfragüe, una zona natural protegida por su biodiversidad, indicó Nieves Villar, directora general de Protección Civil de Extremadura.

No obstante, hay decenas de incendios que continúan ardiendo en España, bajo una ola de calor con temperaturas extremas desde hace casi una semana, uno de los más preocupantes en la Sierra de Mijas (Andalucía, sur), que obligó a desalojar preventivamente a más de 3.000 personas, aunque 300 pudieron regresar a sus casas por la tarde, según las autoridades locales.

Después de días difíciles, la situación en Portugal mejoraba levemente este sábado, con solo un incendio activo de importancia, en el norte del país, entre las comunas de Baiao y Amarante.

Al mediodía, el fuego progresaba al menos en un frente, en la ladera de una colina boscosa en esta región montañosa ubicada cerca del río Duero, constataron periodistas de la AFP.

Incluso, ayer falleció un piloto de un avión contraincendios que se estrelló en la región de Guarda (norte).

Según Protección Civil, los incendios ya dejaron al menos dos muertos y 60 heridos en las últimas semanas y las llamas quemaron entre 12.000 y 15.000 hectáreas.

En el sur de Francia, los bomberos siguen la lucha contra varios incendios, en particular en el departamento de Gironda, donde casi 9.000 hectáreas de bosque se prendieron fuego bajo una ola de calor que podría llevar las temperaturas a 40°C en algunos puntos, según la agencia Météo-France.

Los esfuerzos dieron sus frutos en Teste-de-Buch, donde el fuego ha sido contenido aunque sigue sin estar "bajo control", dijo a la prensa el subprefecto de Arcachon, Ronan Léaustic.

Los incendios en esta zona de Francia, que movilizaron a más de mil bomberos, mantienen preventivamente a 10.000 personas fuera de sus casas desde el martes.

En Grecia, los bomberos combatían un fuego declarado el viernes en la isla de Creta, donde fueron evacuadas siete poblaciones rurales.

Te puede interesar