Avanzan en la instalación del Observatorio Vulcanológico en la provincia de Neuquén

Regionales 11 de febrero de 2018
Defensa Civil y el Servicio Geológico nacional coordinan acciones para instalar equipos de monitoreo adquiridos tanto por el Estado neuquino como por Nación. En marzo se iniciarían tareas en los volcanes Copahue y Lanín.
Volcan

Luego de llevar adelante un proceso de trabajo de articulación en pos de unificar las estrategias de vigilancia volcánica entre la provincia, Nación y autoridades de Chile, en las próximas semanas se concretaría la instalación de las primeras estaciones de monitoreo de propiedad nacional en territorio neuquino.

Con este objetivo, el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana del ministerio de Ciudadanía, Martín Giusti y el representante del Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica del Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), Sebastián García, mantuvieron una reunión para delinear los pasos a seguir para la próxima puesta en marcha de la primera etapa del observatorio vulcanológico de Neuquén.

“Segemar ya ha avanzado con la compra de equipamiento propio y en lo que queda del verano queremos hacerlo con la instalación del observatorio vulcanológico en Neuquén”, detalló Sebastián García y agregó que “también se está finalizando el acondicionamiento de la nueva delegación del organismo en Neuquén, que va a funcionar como un proto-observatorio hasta que podamos construir un edificio propio”.

Por su parte, Giusti destacó la importancia de contar con equipos instalados en Argentina, más allá de la buena articulación que se ha logrado con el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) de Chile en materia de vigilancia volcánica. “Para nosotros el hecho de que esté involucrado Segemar con provincia nos va a permitir anticiparnos en la prevención de las poblaciones y, en este sentido, la instalación de equipamiento en la Argentina nos permite dar un salto de calidad en lo que hace a acciones preventivas y alertas tempranas”, indicó el subsecretario.

“En Neuquén tenemos la ventaja de contar con equipamiento adquirido y podemos complementar la colocación que realice Segemar”, resaltó Giusti y añadió que “en esta tarea, no sólo tiene intervención el área de defensa civil sino que también la Optic cumplirá un rol fundamental para garantizar la comunicación y transmisión de datos”.

Respecto del estado actual de la red de monitoreo de riesgo volcánico en la provincia, el referente del Segemar indicó que “el volcán Copahue tiene actualmente una red en territorio argentino pero con equipamiento de Chile”.

“Aunque recibimos esa información, queremos empezar a instalar nuestros equipos para tener capacidades propias”, explicó García y detalló que “por eso la idea en el Copahue es complementar la red existente sumando sólo dos equipos más”. En cambio, en el caso del volcán Lanín se proyecta la instalación de cuatro estaciones de monitoreo dado que actualmente se cuenta con una en el sector chileno, y tres cuartas partes del volcán están en territorio argentino.

“La idea es poder generar esa información para llevar tranquilidad a la gente y brindarles mejores herramientas a las autoridades de la provincia, que son las encargadas de tomar las decisiones en caso de que se produzca algún evento”, sostuvo en miembro del servicio geológico nacional y subrayó que “nosotros simplemente informamos acerca de cuál es la actividad del volcán por eso es muy importante la colaboración y la complementación entre los distintos actores”.

Cabe destacar que, si bien en esta primera etapa se avanzará con los volcanes Copahue y Lanín, el próximo año se dará continuidad a este proceso porque el proyecto contempla también el monitoreo de los volcanes Tromen, Laguna del Maule y Domuyo.

Te puede interesar